tufo.es.

tufo.es.

Clásicos de la perfumería que debes conocer

Introducción

La perfumería es un arte que ha existido durante siglos. Desde la antigua Grecia hasta el presente, las personas han estado interesadas en mezclar fragancias y crear aromas únicos. Hoy en día, la perfumería es un gran negocio que mueve millones de dólares al año. A medida que la industria de la moda sostenible crece, más personas están buscando perfumes que sean producidos de manera ética y respetuosa con el medio ambiente. En este artículo, exploraremos algunos de los clásicos de la perfumería que debes conocer si te interesa la moda sostenible.

Chanel N°5

Desde su lanzamiento en 1921, Chanel N°5 ha sido uno de los perfumes más populares del mundo. Creado por el famoso perfumista Ernest Beaux, el perfume fue un éxito instantáneo entre las mujeres de la época. Coco Chanel quería un perfume que fuera una "composición de abstracciones", sin un aroma específico como las fragancias florales o de frutas que eran populares en ese momento. Chanel N°5 es una mezcla de aldehídos, jazmín, rosa, ylang-ylang y vainilla. Es un perfume de aroma rico y potente que ha sido usado por algunas de las mujeres más icónicas de la historia, incluyendo Marilyn Monroe. Aunque han surgido imitaciones y variaciones de Chanel N°5 a lo largo de los años, sigue siendo un clásico absoluto de la perfumería.

Opium de Yves Saint Laurent

Lanzado en 1977, Opium fue un perfume revolucionario que generó controversia desde el principio. Con su aroma cálido y oriental, algunas personas lo encontraron ofensivo y demasiado fuerte, mientras que otros lo adoraron por su singularidad. Opium es una mezcla de especias, flores y maderas. Cuenta con notas de anís, clavel, jazmín, rosa y pachuli. La fragancia fue creada por Jean Amic y Jean-Louis Sieuzac para Yves Saint Laurent. El nombre "Opium" se debe a la inspiración de Saint Laurent en los aromas de Oriente y las drogas. El perfume se ha convertido en un clásico de la perfumería y una de las fragancias más vendidas de todos los tiempos.

Shalimar de Guerlain

Shalimar es un perfume creado por Jacques Guerlain en 1925. Se inspiró en el Taj Mahal y en el amor del emperador Shah Jahan y su esposa Mumtaz Mahal. Es una fragancia suave, dulce y oriental, con una mezcla de cítricos, vainilla y notas florales. Shalimar fue uno de los primeros perfumes en incorporar la vainilla como nota importante en su fragancia. También se utiliza bergamota, jazmín, iris, rosa y opopónaco. Fue un éxito instantáneo en su época y se ha mantenido popular durante generaciones como un perfume clásico y atemporal.

Joy de Jean Patou

Joy fue creado por el diseñador francés Jean Patou en 1930. Es una fragancia floral dulce, con una mezcla de jazmín, rosa, ylang-ylang, tuberosa y nardos. Joy es un perfume caro, ya que para crear una sola onza de fragancia se necesitan alrededor de 10,600 flores de jazmín y 28 docenas de rosas. Jean Patou quería crear un perfume que hiciera feliz a la gente. A pesar de su alto precio, Joy se convirtió en uno de los perfumes más populares de la década de 1930 y sigue siendo un clásico de la perfumería francesa.

Hermès Kelly Calèche

Kelly Calèche es un perfume lanzado por la casa de moda francesa Hermès en 2007. Es una fragancia ligera y fresca, con notas de cuero, iris, rosa y bergamota. El nombre Kelly Calèche se inspiró en la bolsa Kelly de Hermès, que es considerada una de las bolsas más elegantes y exclusivas del mundo. La fragancia fue creada por el perfumista Jean-Claude Ellena y combina una pequeña cantidad de cuero con notas florales para crear una fragancia única y sofisticada.

Conclusiones

La perfumería es un arte que ha evolucionado a lo largo de los siglos. Desde Chanel N°5 hasta Kelly Calèche, estos perfumes clásicos han resistido la prueba del tiempo y se han convertido en algunos de los favoritos de las personas interesadas en la moda sostenible. Ya sea que prefieras algo dulce y floral o algo más oscuro y oriental, hay un perfume para cada gusto. Al elegir perfumes producidos de manera ética y respetuosa con el medio ambiente, puedes asegurarte de que tu amor por las fragancias no tenga ningún coste para el planeta.